3 de octubre de 2022

NO FUE UNA OPERACIÓN MILITAR, FUE UNA MASACRE.

Por: Andrea K. López

Después de conocer los testimonios de lo ocurrido en Puerto Leguízamo gracias a los impecables reportajes periodísticos de La Vorágine, Revista Cambio y El Espectador, además de sentir tristeza por cada una de las víctimas y una profunda indignación, repudio y odio por esos ASESINOS, surgen varios interrogantes sobre la directa participación de agentes del Estado en lo que ellos denominaron una «operación militar conjunta», que no es otra cosa que la repetición de un episodio doloroso en la historia de Colombia: Los falsos positivos, la ejecución de civiles inocentes a manos del Ejército para posteriormente ser presentados como guerrilleros dados de baja en combate, en términos del Derecho Internacional Humanitario: Crimenes de lesa humanidad. Pero volvamos con los interrogantes de la horrorosa MASACRE perpetrada por militares en la vereda Alto Remanso de Puerto Legízamo (Putumayo) en la mañana del 28 de marzo:

1. ¿Por qué el CTI de la Fiscalía arribó hasta la vereda cinco horas después de ocurrida la masacre?

2. ¿Qué hicieron los militares durante esas cinco horas? ¿Manejaron la escena del crimen a su antojo?

3. ¿Qué explicaciones tienen sobre la EVIDENTE manipulación del cuerpo de Brayan Santiago Pama, un menor de tan solo 16 años de edad?¿Por qué su cuerpo apareció en el asfalto (unos minutos después de haber sido asesinado) sin camuflado y sin fusil y aparece después en la lancha de la Armada, esta vez con un fusil y un camuflado?

4. ¿Por qué si el operativo se desplegó para dar con el paradero de alias ‘Bruno’ y alias ‘Managua’, ninguno de los dos figura en la lista de personas fallecidas, heridas o capturadas?

5. ¿Por qué el CTI de la Fiscalía no acordonó la zona, según lo establecido en los protocolos para la recolección de Elementos Materiales Probatorios en cualquier escena del crimen?

6. ¿Por qué si el CTI cumplió con todas las labores de criminalística de campo en la recolección de EMP, no hicieron el levantamiento de todos y cada uno de los casquillos de bala que hasta hoy, continúan en el lugar donde ocurrió la masacre?

7. ¿Por qué si se trató de una «operación militar conjunta», los militares estaban vestidos de negro, sin atuendos del ejército y afirmaban ser de las disidencias de las FARC mientras ejecutaban la masacre?

Cierto es que lo ocurrido en la mañana del 28 de marzo en Puerto Leguízamo tiene todos los elementos de una violación a los Derechos Humanos por ser DESPROPORCIONAL y TOTALMENTE CONTRARIA a las normas del Derecho Internacional Humanitario y los postulados de la Constitución Política de 1991; entre las 11 víctimas reportadas hay un menor de edad, asesinado por un disparo en la cabeza mientras intentaba socorrer a otra persona, una mujer embarazada que murió desangrada, su esposo, presidente de la junta de la vereda Alto Remanso y un gobernador indígena, Pablo Panduro Coquinche, TODOS ERAN CIVILES.

Es evidente que el ataque se dirigió contra la población civil y que antes que una «operación militar», se trató de una masacre perpetrada por el mismo Estado en su afán de «mostrar resultados» ad portas de unas elecciones presidenciales que beneficiarían, sin duda, a un ala radical que repudia los acuerdos de paz y que quiere la guerra, siempre que sea ajena.

Lo de Puerto Leguízamo nos devuelve dolorosamente al 2008, la época de los mal llamados falsos positivos, no solo por los hechos que componen esta masacre, sino además, porque dicha «operación militar» fue liderada por el general Edgar Rodríguez Sánchez, quien está siendo investigado en la Jurisdicción Especial para la Paz por 56 casos de falsos positivos que habrían sido cometidos bajo su mando entre el 07 de julio de 2006 y el 09 de julio de 2007; entonces, ¿QUIÉN DIO LA ORDEN?

Como sabemos que la moción de censura contra el Ministro de Defensa, Diego Molano, no va a prosperar, nuestro deber es impedir que la memoria de las víctimas quede en el olvido y estos hechos en la impunidad, ¡Ni perdón ni olvido!

Por último, les dejo los links de las investigaciones periodísticas:

🔸https://voragine.co/el-operativo-del-ejercito-manchado…/

🔸https://cambiocolombia.com/…/putumayo-anatomia-de-una..

.🔸https://www.elespectador.com/…/militares-disfrazados…/