1 de octubre de 2022

IMPUNIDAD Y UNA IMAGEN DESFAVORABLE EN LA POLICÍA NACIONAL

Por: Javier Camargo

Finalizaba el mes de noviembre del 2019 y la gran cita era el 21N, jornada de paro nacional que movilizó a miles de colombianos en defensa de la paz, en contra de las masacres y futuras reformas propuestas por el partido de gobierno, además de la corrupción y un sentimiento de inconformidad generalizado.



Para esta época la policía cometió varias irregularidades comenzando con allanamientos previos a 21 de noviembre de 2019, dichos allanamientos se realizaron a colectivos y organizaciones sociales; la policía envió un claro mensaje de persecución a todo aquél que hiciera propaganda o anunciara su participación en la jornada de movilizaciones prevista para la fecha antes mencionada.

#DuqueContraElParo | Gobierno de Iván Duque con su gabinete de guerra está persiguiendo a quienes hoy convocan pacíficamente a salir a la calle.
Se reportan allanamientos en:
11 Bogotá
4 Cali
2 Medellín
Llamamos a la comunidad internacional a monitorear y verificar— Alberto Castilla Salazar (@CastillaSenador) November 19, 2019

El 21 de noviembre de 2019, gran parte de la jornada transcurrió con tranquilidad, sin embargo, esta culminó con la intervención desproporcionada del Escuadrón Móvil Antidisturbios, el 22 de noviembre la ciudadanía convocó a un cacerolazo masivo y posteriormente, surgieron una serie de rumores sobre hurtos a residencias, esto a pesar del toque de queda impuesto en Bogotá, los supuestos hurtos se empezaron a viralizar en redes sociales y rápidamente la ciudadanía entró en pánico generalizado.

Los hechos ocurridos el 22 de noviembre de 2019, fueron duramente cuestionados por el concejal de Bogotá, Diego Cancino y por la firma cifras y conceptos, quien adelantó la investigación “persiguiendo fantasmas” esta demostró que esa noche no se reportaron detenidos ni judicializaciones por actos de vandalismo, además de lo anterior, se logró concluir que no se hizo seguimiento o evaluación sobre lo ocurrido aquella noche.

Sobre la noche del 22N, surgen muchas dudas sobre si en realidad lo vivido en esa oportunidad hizo parte de una campaña de miedo promovida por el gobierno y la fuerza pública, como respuesta al levantamiento popular que cada vez iba tomando mayor fuerza.

Entre el 22 y el 23 de noviembre, la @FiscaliaCol conoció 291 actos criminales en Bogotá, sin embargo las capturas que registró la policía para esos días no pasaron de 15 (daño en bien ajeno, porte de armas y estupefacientes). ¿Se habría orquestado una campaña del miedo? pic.twitter.com/0uS7XeLsP0— Diego Cancino – Concejal de Bogotá (@cancinodiegoa) August 19, 2020

El 23 de noviembre de 2019 el menor de edad, Dilan Cruz, es herido fatalmente por un proyectil disparado por un agente del ESMAD, tres días después Dilan perdió la batalla; ha transcurrido más de un año y los familiares de Dilan continúan sin respuesta.

Un año luchando contra la impunidad. año en el que el responsable del asesinato de mi hermano Dilan Cruz sigue libre, como si no hubiese cometido ningún delito, sin ser sancionado y el proceso aún está en la justicia penal militar. NADA DE JUSTICIA, SOLO IMPUNIDAD LASTIMOSAMENTE— 𝑫𝒆𝒏𝒊𝒔 𝒄𝒓𝒖𝒛 🌙 (@Denis011114) November 23, 2020

El 4 de septiembre del presente año, nueve jóvenes murieron luego de un incendio al interior de la estación de policía en San mateo en el cual las víctimas se encontraban recluidas, este caso sigue dando de qué hablar, las versiones son contradictorias y lejos de esclarecer los hechos, siembran un manto de duda sobre lo que realmente pasó este día; el comandante de Cundinamarca aseguró que son ocho las personas fallecidas, pero los familiares dan cuenta de nueve, tampoco hay una versión clara sobre la cantidad de personas que se encontraban recluidas ese día, pues el numero ha variado entre once a veinte personas.

Los familiares aseguran que los policías han actuado con dolo, además de reafirmar un cuestionamiento que hoy en día sigue sin ser esclarecido: ¿por qué dejaron que el fuego se propagara a tal magnitud?

Los hechos ocurridos el 4 de septiembre continúan en investigación, sin embargo, luego de transcurridos dos meses, los familiares no han recibido mayor respuesta y por el contrario, muchas evasivas, motivo por el cual las víctimas convocaron un plantón para pedir justicia.

El 8 de septiembre es asesinado Javier Ordoñez por la policía nacional, esto desembocó en una serie de protestas el 9 de septiembre. El 9S varios CAI de Bogotá fueron incinerados en señal del rechazo al abuso policial generalizado, sin embargo, estos hechos generaron más abusos por parte de las autoridades, los uniformados abiertamente no dudaron en disparar, producto de esto 10 personas resultaron fallecidas y más de 70 personas fueron heridas por impacto de bala.

Sobre lo ocurrido en todas estas fechas aún no hay responsables condenados, pareciera que nadie responde, no hay renuncias por parte de las personas a cargo en los diferentes niveles de gobierno o en la misma policía, parece que la policía tiene entonces licencia para decidir sobre el futuro de cada uno de nosotros.