19 de octubre de 2021

Alcalde de Funza estigmatiza a jóvenes con grupos ilegales por los colores de una bandera

El alcalde de Funza Daniel Felipe Bernal (Cambio Radical) está en el ojo del huracán en el municipio de Funza, pues viene señalando desde el pasado 20 de julio a grupos de jóvenes que han sido partícipes del paro nacional de ser supuestos integrantes de grupos al margen de la ley. Los señalamientos totalmente infundados vienen de su mera observación, pues indicó que una bandera izada ese día en el parque principal del municipio, hacía alusión a un grupo armado al margen de la ley, señalando que así se identificaba por poseer los colores rojo y negro. Precisamente la bandera rojinegra de franjas diagonales y con una clara A mayúscula fue puesta allí en el marco de un evento cultural, por jóvenes anarquistas. Una bandera que no ameritaba ninguna confusión. El alcalde de Funza, sin embargo, indicó en la noche en un video en vivo por las redes sociales de la Alcaldía que la bandera fue izada para “volverle a hacer apología a este grupo que nosotros veíamos en el pasado”. Indicó, además, que la puesta de la bandera se estaría haciendo para “resurgir esta clase de grupos.” A partir de ese mismo momento diferentes ciudadanos, y en especial el Comité de paro de Funza y Mosquera reaccionaron con vehemencia, explicando desde el principio que se trataba de una bandera anarquista, y que era parte de uno de los colectivos del comité. A lo largo de los últimos días solicitaron por todos los medios la retractación del alcalde, e incluso este lunes 26 de julio realizaron una radicación masiva de derechos de petición para exigirle al alcalde su rectificación. Sin embargo, el alcalde respondió este mismo lunes en la noche, a través del mismo medio que el martes festivo 20 de julio, envío lo que la ciudadanía ha catalogado como injurias y calumnias, a través de sus redes oficiales. Reiteró que “esas bandera representaban a unos grupos guerrilleros como todo el país lo sabe”. De tal manera, dijo, no se retractará, y que sólo un juez podría hacerlo cambiar de opinión. La consternación ha sido un hecho evidente, pues contrario a suavizar su ataque visceral contra los ciudadanos que salieron a manifestarse el 20 de julio, volvió a enlodar su nombre.

Esto ocurre al mismo tiempo que la Revista Semana publicó un informe en el que asegura que disidencias y estructuras del ELN planearían atentar contra el presidente Iván Duque justamente en el municipio de Funza. La bandera del ELN y su mera correlación de colores, ha colocado en la palestra pública a jóvenes anarquistas, a los promotores del paro nacional en este municipio y por supuesto a la ciudadanía que ha ejercido el derecho a la protesta. El Comité de paro local ha insistido en que los señalamientos colocan en riesgo la integridad física y la vida de los promotores de la protesta social pacífica, y que sólo un acto de retractación pública, con una mesa de garantías y acompañamiento institucional de protección a los derechos humanos, será el camino para comenzar un diálogo con una administración a la que catalogan de uribista, por los apoyos cercanos de partidos políticos de gobierno, como MIRA y Colombia Justa y Libres.