19 de octubre de 2021

Talar Árboles aumenta la propagación del COVID-19

Por: Harold López Twitter: @elhijodeclaudis

En los últimos días ha habido bastante revuelo en redes sociales y en grupos ambientales ya que la actual alcaldesa de Bogotá Claudia López, creo el Decreto ley 537 de 2020 donde se abre un proceso de contratación con la figura de Urgencia Manifiesta donde a dedo se dio contrato para la ampliación de mas de 10 troncales de Transmilenio ; esto genero grandes problemas en la ciudad de Bogotá ya que según a criterio de la alcaldesa es mas importante la ampliación de Transmilenio que respirar aire menos contaminado debido a que  sobre esta estación ubicada en la  Av.Suba con transversal 91 hay un alto flujo vehicular por hora.

Esta decisión por parte de Claudia López  y con la aprobación de la secretaria de ambiente Carolina Urrutia han generado decepción y dolor entre los votantes de la alcaldesa y varias organizaciones ambientales de la ciudad ya que en campaña electoral Claudia López critico la tala de arboles sanos por parte de el Alcalde Enrique Peñalosa para ampliar Transmilenio.



Sin embargo y contrariando lo que pregonaba la alcaldesa en campaña se efectuó dicha tala de arboles sanos , pero esto es una terrible decisión por parte dela alcaldía ya que estudios de la Universidad de Harvard proyectan el incremento de un solo microgramo por metro cubico de PM 2.5 (material particulado inferior a 2,5 micras) corresponde a un numero de muertes por COVID- 19 en un 15% ;es decir la actual cifra de muertos por COVID-19 en Bogotá que es superior a los 14.000 puede llegar aumentar si no se toman medidas para frenar y mitigar la contaminación del aire en la ciudad .

Seguido esto la Universidad Libre realizo un estudio donde demostró que localidades como Kennedy y Bosa; están en mayor riesgo de presentar mayor cantidad de contagios y fallecimientos por COVID-19 debido a factores asociados a la contaminación del aire, la sobre población han generado que a la fecha la localidad de Bosa se una de las localidades con mayor cantidad de muertes y contagiados en Bogota.

Según datos de la secretaria de Salud de Bogotá , en el año 2018 fallecieron mas de 10000 personas y se ha venido presentando un incremento sustancial en la cantidad de material particulado presente en la atmosfera de Bogotá , tanto que la alcaldesa Claudia tuvo que restringir la movilidad dentro de la ciudad a volquetas a comienzos del año 2020.
Esto basado en las alertas enviadas por la secretaria de ambiente y en años pasados enviadas por parte de las universidades como la universidad de los andes en varios estudios realizados sobre el aire capitalino.

Es importante resaltar que el daño ocasionado al sistema respiratorio por partículas producidas por la combustión de los vehículos ,la operación de la industria sumado en la deforestación producida por la invasión de los humedales que mágicamente se convirtieron en conjuntos residenciales.

Esta ultima actividad ha ocasionado que grandes áreas boscosas de las ciudades se hayan perdido generando mayor concentración y perdida de procesos de filtración de aire producida por los bosques ya que estos tienen importancia en el ciclo del agua , como lo han explicado los científicos Anastassia Makarieva y Víctor Gorshkov en su hipótesis de la BOMBA BIOTICA la cual establece que la mayor cantidad de vientos son producidos por los bosques.

La ciudad de Bogotá no es la excepción a este fenómeno ya que la ubicación geográfica y la altura son factores determinantes en los ciclos de hídricos de toda la sabana , contando que Bogotá tiene grandes reservas de agua subterránea gracias a los humedales naturales que posee la ciudad , los cuales han sido afectados por la urbanización y la tala masiva de arboles en la capital, lo que ha ocasionado que la vulnerabilidad a enfermedades respiratorias sea mucho mas alta.

Si se hace una comparación entre las muertes por COVID-19 en Bogotá a la fecha son de 14018 y las muertes registradas por contaminación ambiental en el año 2018 que es la cifra de 1000 muertos según el reporte de la secretaria de ambiente de Bogota. Es necesario entender que en el año 2018 no teníamos personas infectada con el virus COVID-19 el cual es una enfermedad de contagio masivo.

Es necesario y urgente que la alcaldesa Claudia Lopez y la secretaria de ambiente de Bogotá frenen la tala de arboles en la ciudad tal como tienen pensado realizar con la tala del bosque de Bavaria que es considerado un gran pulmón de la ciudad y se encuentra ubicado en unas de las localidades con mayor vulnerabilidad tal como se explico anteriormente según el estudio realizado por la Universidad Libre.
El concejo de Bogotá no debe hacerse ajeno a esta problemática ya que si la alcaldesa sigue contratando para talar arboles y sembrar mas troncales de Transmilenio el resultado será mayor cantidad de muertes tanto por COVID-19 como por enfermedades asociadas a la contaminación del aire.